News

INFORMACION DE INTERES: RESPONSABILIDAD PENAL DE LAS PERSONAS JURIDICAS

Como sabrán, el pasado 1 de julio de 2015 entró en vigor la modificación del
Código penal que se aprobó el pasado mes de marzo, que endurece la
responsabilidad penal de las empresas en caso de que se hayan cometido
delitos "en su nombre o por cuenta de estas". Ya sea de forma directa o
indirecta. 

 

La reforma posibilita la exención de la responsabilidad penal de las
empresas, tanto en los casos en que el delito se cometa por quienes ostentan
facultades de organización y control o administradores, como si se lleva a
cabo por empleados dependientes de aquellos, si por parte de la entidad, y
antes de la comisión del delito se hubieran adoptado, con eficacia, modelos
de organización y gestión que incluyan las medidas de vigilancia y control
idóneas para prevenir delitos o para reducir de forma significativa el
riesgo de su comisión.

 

No disponer de un modelo de prevención de delitos (Compliance Program) puede
suponer responsabilidades penales: sanciones pecuniarias (multas),
suspensiones temporales de actividad, clausura de locales, prohibición de
realizar determinadas actividades dentro del objeto social de la empresa,
inhabilitación para obtener subvenciones y ayudas públicas, intervención
judicial y la paralización total de la empresa. Pero además de ello, no hay
que despreciar el impacto negativo de la repercusión mediática con los
clientes y proveedores; asimismo las entidades financieras dificultarán o
negarán la concesión de créditos u otras operaciones financieras, sin
olvidarnos de la capacidad de desprestigio empresarial en los medios de
comunicación.

 

El Código penal vigente no sólo promueve disponer de estos modelos, sino que
establece los requisitos que han de contemplar:

 

1. Identificar las actividades en cuyo ámbito puedan ser cometidos los
delitos que deben ser prevenidos.

2. Establecer los protocolos o procedimientos que concreten el proceso de
formación de la voluntad de la persona jurídica, de adopción de decisiones y
de ejecución de las mismas con relación a aquéllos.

3. Disponer de modelos de gestión de los recursos financieros adecuados para
impedir la comisión de los delitos que deben ser prevenidos.

4. Imponer la obligación de informar de posibles riesgos e incumplimientos
al organismo encargado de vigilar el funcionamiento y observancia del modelo
de prevención.

5. Establecer un sistema disciplinario que sancione adecuadamente el
incumplimiento de las medidas que establezca el modelo.

6. Disponer de procesos de verificación periódica (del modelo) así como de
su eventual modificación cuando se pongan de manifiesto infracciones
relevantes de sus disposiciones, o cuando se produzcan cambios en la
organización, en la estructura de control o en la actividad desarrollada que
los hagan necesarios.

 

Para ayudar a nuestros clientes en la adecuación de sus procedimientos a los
requisitos dispuestos en el Código Penal, AUDICONFER  lleva tiempo
trabajando en un modelo de Consultoría y Auditoría siguiendo la norma UNE de
desarrollo sobre modelos de prevención penal y las buenas prácticas
reflejadas en el estándar global de Compliance ISO 19600.  Nuestro enfoque
como siempre es eminentemente práctico, buscando la adecuación con
procedimientos de fácil implantación en la empresa.

 

Quedamos a su disposición para cualquier aclaración que necesites así como
para presentarte personalmente estos servicios.

 

 

Pedro L. Ferrer

Director

AUDICONFER S.L.U.